ALBERTO IBAÑEZ
El retrato es la especialidad del fotógrafo oaxaqueño Alberto Ibáñez, pero captar la imagen de poetas y narradores no ha sido tarea sencilla porque son unas verdaderas “divas”, afirma. Bautizado por sus amigos como “El Negro.
El hijo prodigo de la tierra del mezcal y los chapulines emigró a los 15 años y no regresó hasta entrados los 40, hace diez años, luego de vagar, estudiar, tomar fotografías por miles, y exhibir su trabajo en el viejo y el nuevo mundo.
Ha expuesto en África, Europa (Francia), América Latina (Colombia y Cuba), y en México. Autodidacta cien por ciento, señala que le han inspirado fotógrafos como el francés Henri Cartier Bresson y el mexicano Rodrigo Moya, célebre por los retratos que hizo al Che Guevara, al escritor Gabriel García Márquez (con el ojo morado que le imprimió con un puñetazo su colega Mario Vargas Llosa), al pintor Diego Rivera, la diva del cine María Félix, y el cineasta “El Indio” Fernández, entre otros. También ha hecho fotografía para cine con el director oaxaqueño Rigo Pérezcano.
Con la sencillez y cordialidad que le caracteriza, El Negro Ibáñez comenta:
-¿Qué retrata de un escritor? A veces su mal humor, a veces su buen humor; trato de captar más al personaje en un escenario específico, con una luz especial; intento manipular siempre la imagen para lograr algo particular que me gustaría captar del autor.
-¿Compites con Rogelio Cuéllar en esta exposición? Él ha dio que trata de capturar el alma del artista ¿Tú que pretendes? No compito porque él se dedica a fotografiar toda clase de artistas no sólo a escritores. Y yo no pretendo más en el retrato que la búsqueda de un personaje, un rostro, si es que me lo permite. No se me hace tan interesante lograr desnudar a un personaje.
-Cuéllar le hizo a Borges una fotografía en el mingitorio, muy famosa… No creo que una imagen deba ser escandalosa, para ser atractiva. Una fotografía puede ser de lo más simple pero un muro, un objeto que nos diga dónde está, qué hace el personaje, de manera muy sutil, llega a ser muy interesante.
-¿Qué tan difícil es retratar a un escritor? De los escritores que están en esta muestra, ninguno. Pero en general sí cuesta trabajo porque el escritor es una diva. Me cuesta menos trabajo retratar a una diva que tiene la fama de ser muy pesada.

>> VER OBRA

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>